Acompañar un plato con un buen vino siempre ha sido una costumbre muy española. Pero ahora está más de moda que nunca. Si vas a un restaurante de cocina catalana en Girona, es imperdonable no solo que elijas un caldo, sino uno que maride a la perfección con el plato que has elegido. Pero ¿cuál elegir para cada plato?

Si vas a un restaurante de cocina catalana en Girona y quieres acertar con el vino que vas a escoger, tienes que ir un poco más allá del típico dicho "el tinto para la carne y el blanco para el pescado". Si vas a pedir de entrada alguna ensalada, quesos frescos o algo de marisco, una buena elección es un vino blanco de variedad noble.

Si por ejemplo vas a continuar con charcutería como la butifarra o una carne a la brasa, tanto blanca como roja, escoge un vino tinto joven o un tinto de crianza. Y si lo que quieres es disfrutar de una deliciosa fideuá con pescado, un vino blanco fermentado en barrica. En el caso de los pescados a la plancha, los vinos finos o manzanillas son estupendos acompañantes y para el pescado en salsa, un vino tinto joven.

Y para terminar, no te dejes un buen postre. Un vino dulce con un postre de frutas o con crema pastelera es una auténtica delicia.

No te seduce ninguna de estas sugerencias. Pues puedes escoger un cava. Hay una gran variedad de cavas con matices diferentes que pueden acompañar a cualquier tipo de plato. Y una última sugerencia: atrévete a probar, déjate guiar por tu intuición. Y es que en esto del maridaje, como en gustos, ¡no hay nada escrito!

Si quieres disfrutar de la mejor cocina mediterránea elaborada con materias primas de primera calidad de la zona y de la mano de excelentes profesionales, te esperamos en Restaurant Can Veí.